PROCESO FABRICACIÓN DE LA HORCHATA NATURAL

La horchata comercial se elabora por un proceso que
esencialmente consta de las siguientes etapas:
limpieza, remojado,
trituración, maceración, tamizado, incorporación de azúcares y enfriamiento.

En las primeras etapas, las chufas se “lavan” con abundante agua limpia hasta eliminar la tierra y la suciedad de su superficie; se dejan 2 horas a “remojo” con agua para hidratarlas parcialmente y facilitar la trituración con tres partes de su peso en agua,el triturado se mantiene en “maceración” unos veinte minutos.

Las etapas finales, “prensado” y “tamizado”, se realizan por dos sistemas diferentes: extracción por cargas y extracción continua.

En la extracción por cargas (posiblemente utilizado por las indústrias), el producto triturado y macerado se prensa y el líquido resultante se pasa por un tamiz de malla. Los rechazos de prensa y tamiz se reúnen,se añade una cantidad de agua igual a la empleada en la trituración y se repiten las operaciones de prensado y tamizado.

El conjunto de los líquidos procedentes de los dos tamizados constituye la horchata base.
En el sistema de extracción continua (utilizado en las horchaterías), el producto triturado y macerado pasa por un tamiz cilíndrico de plancha perforada, con agitación del producto y entrada continua de agua; el extracto pasa por segundo tamiz estático de malla.

El líquido obtenido constituye la horchata base.
La incorporación de sacarosa a la horchata base da lugar a la horchata comercial.
Ahora solo queda ir a la Horchatería y tomarla recién fabricada diariamente para el deleite de los clientes.