Saltar al contenido

Como hacer Fartons sin azúcar.

Si quieres aprender a hacer fartons caseros y sin azúcar, ¡Esta es tu Web! Con la receta de hoy, sera facilisimo poder disfrutar de los fartones valencianos de toda la vida y mantener nuestra dieta.

Con ellos, nos evitaremos la ingesta de calorías vacías repletas de azúcares y evitaremos engordar. Además nos proporcionaran una gran cantidad de vitaminas y minerales repletas de carbohidratos que serán óptimos para nuestra nutrición diaria.

Con nuestra receta, os quedarán unos fartones, deliciosos, nutritivos y con una pinta deliciosa. Es por ello que no nos hemos podido resistir a compartirlos con todos vosotros.

La receta de fartons es muy sencilla de elaborar, solo debemos tener en cuenta el amasado y dejar tiempo a la fermentación para que la masa crezca y el resultado de los fartons sean esponjosos y muy tiernos.

Cabe destacar que como con la horchata, con los fartons pasa igual. Las industrias alimentarias los plagan de azúcar, pero cabe decir que podemos hacerlos de forma natural sin azúcar a base de edulcorantes, toques de canela y saborizantes de vainilla.

En definitiva, podríamos decir que se trata de un alimento saludable y natural que aporta muchos minerales y carbohidratos, pero que si lo compramos en las grandes superficies o los hacemos con mucha azúcar, su consumo debe ser ocasional, para evitar aportar una exceso de calorías proveniente de nutrientes que son necesarios controlar sobre todo en personas con exceso de peso o con diabetes.

Aquí os dejamos una deliciosa receta valenciana, para que la podáis disfrutar estéis donde estéis junto a vuestra horchata. Por cierto, si quereis también preparar vuestra propia horchata, podéis pasaros pos nuestra blog, donde podréis disfrutar de nuestra receta casera de horchata de Chufa.

¡Os dejamos con nuestra receta de fartons sin azúcar, esperamos que la disfrutéis!

Ingredientes de los fartons

  • 500 g harina de fuerza
  • 80 g aceite de oliva
  • 100 g agua
  • 20ml de edulcorante
  • 4 huevos
  • 25 g levadura fresca
  • 2 cucharaditas de sal

Glaseado

  • 10 gramos de canela
  • 2 cucharadas de agua tibia

Cómo hacer fartons valencianos caseros:

Paso 1. La masa

Añadimos agua a un bol, cogemos un poco de agua del bol y vertemos la levadura fresca con una cuchara, mezclamos y disolvemos la levadura fresca en el agua, junto con el edulcorante, saborizante de vainilla, aceite de oliva y los huevos batidos, mezclamos bien todos los ingredientes.

En otro bol añadimos harina, canela, una pizca de sal, mezclamos bien. Añadimos los ingredientes líquidos poco a poco, vamos mezclando todos los ingredientes con una batidora, una vez esté todo unido empezamos amasar durante 15 – 20 minutos.

La masa tiene que quedar suave, sin grumos y elástica. Formamos una bola y tapamos con papel film. Dejamos que fermente durante 1 hora, si la cocina está muy fría tardará más en crecer, más o menos tiene que doblar su volumen.

Paso 2. Dar forma a los fartons

Una vez veamos que la masa ha doblado su volumen, vamos cogiendo pequeñas porciones de masa de unos 25 g, con un rodillo estiramos la masa formando un rectángulo y lo enrollamos sobre sí mismo. Vamos añadiendo los fartons en una bandeja para horno preparada con papel de hornear.

Paso 3. Horneado

Llevamos los fartons al horno precalentado a 180ºC calor arriba y abajo y horneamos aproximadamente durante 7 minutos. Una vez cojan un ligero color dorado estarán listos.

Retiramos los fartons del horno, los disponemos en una rejilla y dejamos que enfríen.

Paso 4. Glaseado de los fartons

Para preparar el glaseado saludable, mezclamos la mezcla con la canela y el edulcorante junto al agua tibia hasta que no quede ningún grumo. Cogemos una cuchara pequeña y decoramos cada farton con una capa.

Consejos para hacer Fartons Caseros:

  • Es importante dejar levar la masa el tiempo suficiente, y esto depende mucho de la temperatura ambiente. Para aseguraros que ha doblado su volumen podéis pintar una pequeña marca con lápiz por la parte exterior, poniendo la masa de los fartons en un recipiente de cristal transparente.
  • No os preocupéis si al salir del horno alguno de los fartons han quedado pegados entre ellos, lo podemos separar con ayuda de un cuchillo pero si queréis evitar que hayan muchos pegados entre ellos dejad una buena separación, para que cuando crezcan en el horno no se queden pegados entre ellos.
  • Cuando los fartons estén fríos o templados añadid una capa generosa de glasa, esto marcará la diferencia, os lo aseguro.