Saltar al contenido

Horchata de Chufa con Thermomix

La horchata de chufa es un tesoro culinario más de nuestra gastronomía, en concreto de la Valenciana, que sabe a verano, a amigos y a playa.

Esta bebida de chufa, se ha comenzado a comercializar a lo largo del mundo debido a su éxito como súper alimento, ya que contiene grandes propiedades para la salud.

La podemos encontrar en numerosas horchaterías, cafeterías y heladerías a partir de la temporada estival, aunque en la Comunidad Valenciana se comercializa durante todo el año.

Muchas personas consideran que hacer horchata de forma artesanal es muy difícil y complicado, por lo que optan por comprarla en el supermercado o no tomarla o consumir otro tipo de leches.

Cada vez es más común encontrar bolsas de chufas o horchatas ya hechas de forma natural en los supermercados, aunque todavía sigue siendo difícil.

Es por ello que os recomendamos que si no queréis perder mucho tiempo realizando vuestra horchata de chufa, os hagáis con una Thermomix la cual os permitirá ahorrar mucho tiempo. Con ella tardaremos poquísimo y podréis disfrutar de una bebida refrescante, saludable y energética durante todo el año.

Las que podemos encontrar ya hecha en cualquier supermercado, aunque estará plagada de azúcar. Es por ello que con nuestra receta, esta bebida vegetal conservará todas sus propiedades, aportándonos la energía necesaria y no calorías vacías que nos hagan engordar.

Utilizaremos edulcorantes, ralladura de limón y canela, aunque hay gente que le gusta su sabor natural y la prefiere sin aditivos, eso ya… ¡os lo dejamos a vosotros horchateros!

Esta leche de chufa vegetal que está ahora tan de moda se obtiene de forma resumida en cuatro y sencillos pasos:

  1. remojando en agua las chufas secas y
  2. triturando luego el conjunto, según el gusto de cada cual con canela y piel de limón.
  3. El puré obtenido se pasa por una estameña para separar la pulpa y
  4. se puede endulzar si queremos, aunque no es imprescindible si la chufa es dulce.

Hacer horchata está CHUPAO si tenemos una buena batidora o robot como la Thermomix. Esta nos permitira hacerla perfectamente a nuestro gusto, incluso con edulcorantes, ya que no es habitual encontrar horchata sin azúcar. Ademas obtendremos una masa muy fina sin apenas grumos, lo que nos permitirá poder filtrarla de forma más fácil y obtener una horchata de calidad.

Vamos con los detalles de la receta y no olvidéis consultar las dudas y consejos más abajo.

INGREDIENTES:

  • 250 g de chufa más agua para el remojo
  • 1 litro de agua
  • Un poco de leche (si queréis)
  • Corteza de ½ limón (sin nada de parte blanca)
  • ½ cdta. de canela
  • Azúcar o edulcorante al gusto
  • Canela

INSTRUCCIONES:

1- Hay que rehidratar las chufas primero. Las lavamos hasta que el agua salga limpia y las cubrimos de agua en un bol grande. Las dejamos 12 horas, mejor en la nevera, sobre todo si hace calor.

2- Escurrimos y las ponemos en el vaso de una batidora con el limón, la canela y el agua. Trituramos a conciencia. En la Thermomix selecciono el programa Batidora, opción Smoothie.

3- Abro la tapa y, si me parece que puede triturarse algo más, repito el programa una vez más.

4- Volcamos sobre una tela de sábana o un colador de tela bajo un bol grande en el que quepa 1 litro de líquido.

5- Escurrimos y ya tenemos nuestra Horchata Natural.

CONSEJOS:

  • Con colador corriente no es suficientemente tupidoy se nos pueden escapar partículas demasiado grandes.
  • La guardamos en la nevera y la consumimos en un par de días a lo sumo, ya que al ser natural no tiene ni conservantes ni colorantes.
  • No tireis el residuo de chufa. Más abajo te cuento qué hacer con él.
  • Una bebida como esta horchata de chufa no requiere ningún endulzante, por lo que es apta para los diabéticos. Se puede endulzar con estevia, canela o rayadura de limón.
  • Consumer lo más fresquita posible.

¿QUÉ HAGO CON EL RESIDUO DE CHUFA?

1- Vuélcalo en una bandeja de horno, extiéndelo.

2- Sécalo en el horno a muy baja temperatura, menos de 55º si puede ser, o sencillamente, si hace mucho calor, déjalo al aire y se secará.

3- Cuando esté bien seco, pulverulento, tritúralo en una batidora potente para deshacer la cascarilla, que queda muy aparente después de hacer la horchata.

4- Y listo, ya tienes una harina integral sin gluten para añadir a lo que quieras, desde galletas a tortitas o bizcochos.