LA CONSERVACIÓN DE LA HORCHATA NATURAL
El principal problema de la Horchata Natural que se sirve en la mayoría de los establecimientos en su conservación, al tratarse de un producto
perecedero por ser un producto 100% natural, aún siendo elaborado en condiciones muy higiénicas y refrigerado (entre 0º y 2º) tiene una duración muy limitada, 2 o 3 días.

Es por esos motivos que no se pare de investigar en alargar la vida de la Horchata.

La rapidez de la alteración del producto se debe a su contaminación microbiana y un complejo proceso de actividades enzimáticas.
La conservación en frío es la mejor solución dadas sus características organolépticas. Existe también la Horchata granizada, consistente en el mismo producto pero exponiéndola a un proceso de media congelación, alargando la vida hasta una semana y manteniendo todas sus propiedades. La congelación del producto es un  proceso realizado a (-18ºC) que ha conseguido alargar la vida  hasta un año,  hace que una vez descongelada siga  con su sabor intacto.

Otros métodos como pueden ser, esterilizada, pasteurizada o liofilizada, que podemos encontrar en todas las grandes superficies, no logran mantener el sabor de la Horchata Natural, por tal motivo no voy a explicar el proceso porque para los horchateros artesanos eso no debería ser llamado Horchata.